Thomas Demand


espace_saltotext_mag_01

Señalar realidades. Un acto que seguramente encierre todo un misterio en el la fina linea que separa la mera comunicación y el arte. Aquel que simplemente señalaba una realidad con su cuerpo homínido abría la brecha del lenguaje. Aquel que la plasmaba, la conectaba con una dimensión mágica, ritual y protagonista.

En su origen, la fotografía fue una amenza para algunos críticos que ingenuamente asimilaban el arte como una racional plasmación figurativa de la realidad y auguraban así el fin de la pintura, por haber llegado a un medio que la substituiría. Pero especialmente la fotografía, por su inminente rapidez de procesamiento, abrió todavía más este acto cavernario de señalar y por otro lado dejó que el desarrollo de la forma y la expresión siguieran su propio camino en la pintura.

Tomas Demand (primero escultor, después fotógrafo) representa realidades mediante escenarios a escala 1:1. utilizando maquetas de papel y cartón con una precisión milimétrica pero dejando ver en los detalles esos pliegues del proceso que permiten leer su discurso. Después, fotografía el escenario y normalmente lo destruye. Crea así un interesantísimo desdoblamiento de aquel gesto primario de señalar.

En esta obra, “Proceso Grotesco”, el artista escaneó casualmente una cueva de la isla de Mallorca -normalmente no utiliza escenarios naturales- que después la representó mediante 900000 secciones de cartón que generaban todas las estalactitas y cavidades con total fidelidad. Lo diferenciador respecto a otras obras del artista es que aquí se muestra documentación del proceso de creación
así como la impresionante maqueta realizada, junto con la fotografía final.

Puede verse ahora en la Fondazione Prada de Milán

 

 

 

 


Recent Posts